sábado, 2 de abril de 2011

por una adicción a los cambios

Para los perdidos, desinformados, musas y curiosos.
El espectáculo sigue, en otro lado.



*Si quieres saber dónde, escríbeme.

sábado, 3 de abril de 2010

de Castilla La Mancha

Como Almodóvar. Mi madre sabe muy bien de qué habla. Hoy ella se ha pasado dos horas -sí, dos horas- hablando por teléfono con su tía del pueblo, de Ciudad Real. Sabiduría popular y real. Definitivamente, quiero ir a pasar algún verano por allá, dando de comer a las gallinas de las sobras de la comida y sacando a pastar a las ovejas.

- “Hija, que antes no existía el divorcio ni nada de eso. Se llamaba ahí te quedas.

viernes, 3 de julio de 2009

calor de julio

Casi ni me sorprendo o me indigno mucho cuando oigo de primera mano que un alma descorazonada le dice al otro que tiene sentido estar juntos, aunque sea por pena. Y casi ni me sorprendo o me indigno mucho. Dos de la mañana. No me apetece ninguno de los libros que he comenzado recientemente, así que decido ir en busca de uno nuevo.

Mortal y rosa. Escuché referencias en un patio de butacas amarillas y otro día cualquiera lo encontré mientras paseaba entre estanterías de libros -una de las cosas que me hacen sentir bien, junto con mi crema hidratante nueva de vainilla- y decidí robarlo. Es lo que me apetece hacer con las cosas que deseo, pero no lo suficiente como para pagar por ellas.

Desde mis sábanas y con la poca luz con la que me he acostumbrado a leer, medio granate desde una imitación de lámpara del s. XIX, Umbral me empieza a soltar verborrea mental desde el hígado. En cuanto me doy cuenta, me está hablando de su pene, su antropoide. Y yo sigo leyendo desesperada porque no me lo creo. Inexplicablemente, intercalo la lectura de líneas y líneas desenfrenadas fálicas con miradas fugaces a la gran foto en blanco y negro que el señor ha tenido la gentileza de imprimir en la trasera. Umbral me mira, reposando sobre un bonito sillón orejero -siempre quise uno-, y yo no puedo dejar de pensar en la piel blanca -tan blanca como la mia- y en su atropoide. Será éste calor de julio.

"Blanco, digo, blanco de leche, de lirio, de blancura incurable. Ahora la gente blanca se pone al sol para teñirse. Mal hecho. Eso da cáncer. El bronceado es un vestido, un disfraz. Una mujer muy blanca está más desnuda."

jueves, 2 de julio de 2009

[]

domingo, 28 de junio de 2009

El vaso


Vaso de gin-tonic vacío de Sabina, minutos después de que abandonara el estudio donde graba su nuevo disco.

¿Con qué canción estaría mientras? ¿Qué hacía yo ahí? Seguramente nunca bebió de la botella de agua de al lado. Foto sin retoques.

jueves, 11 de junio de 2009

Oh


Y es que entre poesía se me dan mejor las calles, los sombreros, los apuntes y las historias sin acabar. Qué más da, si al final todo va a ser para mí como yo lo escriba y para tí lo que quieras entender. Mi 0,3% es la poesía y me da igual cuanto intente evitarlo. La poesía es pasarse ocho putas horas al día currando, la poesía es que te duelan todos los músculos depués de cargar cajas, pasar dos semanas trabajando sin salir de casa, pudrirte, mear, quejarte, follar, mentir, hacer un bizcocho de chocolate, limpiar los meados de tu perro y fregar los platos.

Hoy mis orgasmos sólo siguen éstas líneas. Si quieres saber más, te lo cuento. Pero me preguntas al oído, y te lo susurro en los labios.

lunes, 8 de junio de 2009

e

Con los errores me ocurre una cosa.
Más veces de las que quisiera, y menos de las que debería. Cuando algo sé que es un error, siento irremediablemente la necesidad de cometerlo. Quizás para demostrarme que también puedo enfrentarme a lo adverso. Quizás por saber "y qué sucedería si...". Por saber que tengo poder como para hacer lo que quiera, aunque conozca la respuesta correcta.
Es una fuerza inexplicable que me arroja a ese abismo. Quizás tenga que ver con ese vértigo del que habla Kundera.

viernes, 5 de junio de 2009

p_i_e_l

lunes, 1 de junio de 2009

1:32am




La diferencia entre tú y yo, es que yo empiezo a escribir sin saber aún lo que voy a contar. Y no por ello no escribo.
La diferencia entre tú y yo, es que yo no releo y corrijo mis escritos.
La diferencia entre tú y yo, es que yo amo, y tú sólo intentas no hacerlo.

jueves, 28 de mayo de 2009

random

Empieza a sonar una canción que no sé si quiero escuchar. –A veces pasan éstas cosas o peores con el random-. Paso a la siguiente, y antes de que empiece a sonar vuelvo hacia atrás. ¿Por qué evitar-te? Dejo a la melodía sonar. Ahora mismo sigue sonando. Y parece que la vuelvo a bailar entre letras y se clava menos, aunque empiezo a respirar distinto. Se me van las palabras porque la música penetra.

Siguiente canción.

miércoles, 27 de mayo de 2009

domingo, 24 de mayo de 2009

whisky, please

lunes, 18 de mayo de 2009

Benedetti_ No te salves.

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino

y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

domingo, 17 de mayo de 2009

más... más



Un día entras en un bar, escoges la mesa más apartada y oscura
pides una botella de vino y hablas un buen rato
con nadie
y empiezas a llorar, por no reír. Pero sólo porque es mucho más poético.

viernes, 8 de mayo de 2009

Wong Kar-Wai (II)

He estado enamorada hoy durante media hora. Es el maldito chino de siempre, que me monta ésta sensación de mezcla de venganza, odio, belleza y deseo. Y estoy perdiendo la respiración a cada minuto y sólo quiero salir fuera y gritar que las sonrisas y las lágrimas son los mismo y que Wong Kar Wai lo sabe mejor que nadie. Y en mi cara sólo hay una mueca de pavor sublime que no tiene nombre porque son todos los nombres y sentimientos juntos. Aún estoy dudando si llorar y reírme, porque sólo es una opción arbitraria y ninguna de las dos va a explicar lo que siento. Tengo la boca abierta, para respirar mejor, una lágrima a punto de caer, mi mano a punto de penetrar por mi pantalón y asomando una media sonrisa. Pero sólo me satisfacería hacerlo todo a la vez y no quedarme quieta como una estúpida con ésta sensación que intento plasmar en un documento de Word, porque no sé qué es lo que tengo que hacer ahora.


jueves, 7 de mayo de 2009

Pasolini

- Pero me hablan con la lengua de su carne.

Por la forma…

el modo…; el tiempo…;

por la intensidad con que, una vez dentro de mí,

hacen su larga y breve confesión;

por la violencia y por la dulzura – con la infinita

gama que une ambas cosas, con las que me usan:

por los golpes rítmicos que, con los riñones,

me dan, o bien por sus torpes empujones;

por la insinuante y por la exasperante obstinación

con que se retuercen, o bien por la única, larga

presión; por su interés, que es absorbido por todo el

cuerpo,

o bien por esa única parte del cuerpo…

que excluye al resto…;

por el modo en que se consumen, hiriendo, o bien derritiéndose

en líquida dulzura. Cada uno de estos

actos que te he enumerado en abstracto

tiene infinitas variantes concretas (aunque el modelo

sea sólo uno). Por ellas comprendo, sin necesidad de palabras,

las almas, los caracteres de mis amores de pocos minutos.

The heart asks the pleasure first

He intentado escribir éste texto varias veces. Pero no he sabido qué contar y, sobre todo, hasta dónde. Por la gente que lo lee, por sus mentes, por lo que podrían pensar, por lo que podrían especular. Y no es que me importe lo que piensen de mí, si no lo que puedan pensar de los posibles implicados en la vorágine desaforada de sentimientos nocturnos que me han tragado ésta madrugada en un mundo de 90cm de ancho.
Y lo que menos deseo son problemas, peleas y malentendidos.
Que ya los crearé yo cuando los necesite.

Y es que hay algo muy sexual en eso de la venganza...
No digo nada... más.

miércoles, 6 de mayo de 2009

El lenguaje de Los Fuertes.

Quizás, el principio de un bestiario.

Existen dos tipos de personas. Las que responden a las afrentas con ira, y las que responden con el silencio y la autoinculpación. En éste primer grupo se encuentran los que yo denomino "los fuertes".
La arrogancia que muestran es, sobre todo, inseguridad. Marcados por una infancia en el grupo de los marginados en el colegio, no les quedó más remedio que construír a base de lágrimas y muchas noches sólos en casa un armazón de hierro impenetrable con el que ganaron posiciones en el ránking popular, pero perdieron toda capacidad de disfrute y sinceridad emocional.
La adopción de prepotencia y arrogancia sólo es miedo, en muchos casos ocultando una turbia envidia que los lleva irremediablemente por el camino de la ira y del egoísmo.

martes, 5 de mayo de 2009

lunes, 4 de mayo de 2009

Horóscopo

Ya podrían los astros habérmelo dicho antes...

Debes intentar dominar tus impulsos estos días, trata de actuar con objetividad.

domingo, 3 de mayo de 2009

de domingo [...]




Nota: No estoy segura, pero creo que la fotografía es de Valerie Philips.

martes, 14 de abril de 2009

lunes, 13 de abril de 2009

Confesión.

Porque casi me muero de la risa al verlo.
Un genio, como siempre, Alberto Montt.

domingo, 12 de abril de 2009

suceso real

Madre: Mete el carnet de la escuela en la cartera que se te pierde.
Chica de Rojo: (Joder...) Si... luego lo meto.
Madre: Mételo ya que lo vas a perder. ¿Dónde está tu cartera?
Chica de Rojo: (Me cago en...) Está dónde siempre.
Madre: ¿Dónde?
Chica de Rojo: DONDE SIEMPRE. ¡En la mochila!
Madre: Toma la mochila. Mételo.
Chica de Rojo: ¿Y TIENE QUE ser ahora?
Madre: Sí.
Chica de Rojo: Trae.
Madre: [...]
Chica de Rojo: [...]
Madre: [...]
Chica de Rojo: He perdido la cartera.

sábado, 11 de abril de 2009

Ex- E.T



Porque me hace sonreír como una tonta y me lo he visto ya cinco veces. Espero que lo disfrutéis tanto como yo. Me quedo con ésta imagen: