lunes, 19 de febrero de 2007

romances con el profesorado

Hoy he empezado la clase mirando al profesor de proyectos con inusual interés y atención.
Han tenido que pasar unos 30 minutos para recordar que es que había soñado con él. Agaché la cabeza y me ruboricé para mí misma es la esquina del aula...
Lo peor... que no he dejado de mirarle en toda la noche recordando el sueño.

No era típico romance profesor- alumna de televisión. A mi no me interesaba en absoluto. Pero estábamos un día juntos andando por Roma (¿) y de pronto me besó. Recuerdo que era el beso más torpe que me han dado nunca, que me asusté mucho y me retiré rápidamente.

Es lo más nítido que recuerdo del sueño pero también se que la relación siguió y parece ser que yo le cogí gusto a las subidas de adrenalina que sufría si éramos pillados.

Se que nunca podré volver a mirarle igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos