sábado, 10 de marzo de 2007

quizás casi puede

Conviviendo con esa sensación, de que cada momento que pases en casa son cosas que estás dejando de disfrutar. Que cada momento que pasas fuera de casa sin objetivo fijo son oportunidades que estás dejando atrás por no estar en tu casa plantearte qué hacer mañana. Y pasado, y al otro.
Que estoy metida en una senda que no se muy bien cómo va. Dejándome mover por la inercia que me ha llevado a ésta edad, en éste lugar. Por todas las oportunidades que he perdido, que no he intentado, que no he iniciado. Por no ir o por irme demasiado pronto.

Definitivamente, ésto verifica que aún no he dejado el sentido ambiguo-ultra-adjetivado que solían llevar mis textos hace dos años.

Odiando las palabras demasiado, casi, quizás, puede, aún.

1 comentario:

  1. Las únicas ocasiones en las que deberíamos mirar atrás es para darnos cuenta de que hemos hecho lo correcto...

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos