martes, 13 de marzo de 2007

una pequeña calle

Llegaba casa cansada y algo confusa. Como definitiva y única solución, cogí un batido de chocolate, unas galletas saladas y me puse delante del ordenador, como cada noche, para encontrar respuestas.

Cuando llevo más de un par de horas sin hallar nada, es cuando escribo aquí.
Cuando queda un poco menos de ilusión y emoción. Lanzo éstas palabras en ésta pequeña calle del Universo-Internet. Para compartir lo que todo el día llevo deseando compartir fuera y que . un día más, no he conseguido.

Esto no es un post derrotista, tampoco pretendo que me compadezca nadie. Bien se sabe que cada uno con su blog hace lo que le da la gana, y suelen ser vías de escape o desahogo que hay que dejar mucho a la imaginación y dramatización del momento en postear en cuestión, y poco a la objetividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos