sábado, 5 de mayo de 2007

ruido


Lo único que deseaba era no pasar de puntillas por tu lado. No importaba si después volvería sola a casa o acabáramos bañados en nuestro sudor.
Aún así, creo que debería haber hecho más ruido.
Como dice Sabina, son 500 noches, y ya me queda muy muy poquito para cumplir. Ya me he cansado de esperar.

5 comentarios:

  1. Es cierto que lo importante no es como acabe... aunque siempre prefieres que sea "junto a". Pero como dices, no se puede esperar eternamente...

    ResponderEliminar
  2. si puedes acelerar esas 500 noches para olvidarlo...hazlo, porque algunas personas terminan adelantándose y te quedan con cara de tonto y con lo puesto...porque enseguida rehacen su vida.
    se me ve con experiencia en este asunto eh?? XD, saludos y abrazos!!

    ResponderEliminar
  3. Que importa la gente a la que no le importas...

    ResponderEliminar
  4. y yo agradezco tu visita, precioso lugar, limpio, fresco, tranquilo... me ha gustado mucho.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Una solución fácil y para toda la familia: la próxima vez te pasas con el pito, el cencerro y las palanganas. Si no se gira sospecha de la sordera.

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos