martes, 22 de mayo de 2007

Me comentaba que lo debería haber hecho yo, bajo todos esos eufemismos de señorita de la alta burguesía de Barcelona del s. XIX pero a punto de estallar.
Hoy por todos lados o hay muchas gente o no hay nadie, o te ahogas y sufres agorafobia, pero nunca están los que quieres que estén.

2 comentarios:

  1. Cuando no hay, queremos que estén; y cuando están, no son los que deberían ser. Siempre y cuando el yo sea el adecuado, el deseado (para uno mismo, claro), el tú y el todos los demás podrán desfilar con la máscara que prefieran. No seremos felices, pero estaremos tranquilos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Doncella. Vengo de visita para intentar adivinar quién eres... pero te aviso de que soy muy malo adivinando. ¡Y si no, pregúntale a Daniel Quinn, que aún no he adivinado quién es!

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos