lunes, 28 de mayo de 2007

Solo tengo un poco de asco y unas cuantas gotas de repulsión para compartir hoy.
A los pocos minutos de levantarme y saltar al ordenador y conocer los resultados de las elecciones en mi municipio, me he descubierto llorando por la mediocridad humana. No voy a hablar de los resultados de Madrid porque de allí sólo soy visitante y aquí es donde duermo.

Considerada apolítica desde que entendí lo que era la política, desde algún lugar muy profundo de mi ser- o de alguna otra vida, vete tú a saber- han salido remolinos de rabia y escupitajos contra la ineptitud de mis vecinos.

No bastan ocho años de desastre e inmundicia, de destrozos, de talas, de obras inacabadas, de presupuestos perdidos, de gestión inmobiliaria de cochambre. No. Porque desde los chalets con jardín y piscina no se ven los no-parques ni la falta de infraestructuras ni de equipamientos públicos. Porque desde el coche no se ve el pésimo servicio de transporte público, porque desde el SEK no se lleva a divisar el único instituto del municipio.
“Votaremos a los de siempre, los de toda la vida. Si todo va genial”

No seré tan ingenua de decir que esperaba otro resultado. Pero no un 50%...

6 comentarios:

  1. Desde la Grecia Antigüa no nos ha ido muy bien con la política... qué pena la verdad, viendo cómo funcionan las cosas aún nos queda un camino largo para dar otro salto cualitativo.

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que a mí me han sorprendido bastante los resultados...ese "equilibrio" me ha dejado algo pensativa...pero ahora no tengo tiempo para desarrollar esos pensamientos, lo anoto en mi agenda y cuando pueda volveré a ellos...

    bueno, que he pasado por aquí por primera vez y me ha encantado tu blog,de verdad...muy bueno.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pienso (porque existo): la gente cada vez se interesa menos por la politica y no tiene ni idea de lo que se cuece.
    O eso, o son idiotas.

    Si no, no votarian lo que votan.

    ResponderEliminar
  4. Son una pena los resultados de Madrid la verdad... De todas formas, antes de caer en la infantilada de insultar a gente que ejerce su derecho de voto aunque uno no comulgue con su elección, diré simplemente que el voto en democracia tiene una cosa muy sencilla: la gente tiene lo que se merece. Y punto. Véase Francia o véase Madrid.
    Ah, saludos por cierto. De algún modo llegué aquí y me quedé un rato a olisquear.

    ResponderEliminar
  5. El mundo esta completamente loco. No hago mas que oir quejás sobre que los gobernantes (del partido X) de determinada ciudad estan llevando a esta a un declibe monumental
    y sin embargo, cuando se puede hablar de verdad, cuando las urnas son el microfono, se siguen diciendo las mismas panplinerias y se continua con la tradicion de "tampoco lo hacen tan mal"
    eso es hipocresia y lo demas...
    ...nada, lo demas nada, todo es hipocresia.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Nunca subestimes lo predecible que puede llegar a ser la estupidez humana ;)

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos