domingo, 13 de mayo de 2007



Y me comentan que mis últimas hazañas, que nadie dudaría en llamar de humillación, son un acto de valentía. Que qué huevos expresar sentimientos tan desgarradores ante alguien, de llorar delante de otras personas. Que mostrar la propia debilidad es algo valiente.
Y yo... que aún no lo veo tan claro

1 comentario:

  1. En estos días tan fríos de alma, llorar en un acto de valentía (y si es frente a alguien más, de fe). Sí, la verdad (a veces más dolorosa que las mentiras) es un privilegio al que no todos tienen acceso. Sonará raro, lo sé, pero demostrar (y aceptar) la debilidad propia demuestra fortaleza.

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos