martes, 21 de agosto de 2007

me grito

¿Cuándo vas a volver a utilizar tu cuerpo?, me dije.¿Cuándo? ¿Cuando esté surcado por arrugas? ¿Cuando te cueste trabajo mover los brazos? ¿Cuando tengas que parar a descansar en mitad de la escalera? ¿Cuando seas una montaña de ropa arrastrada por el viento del invierno? ¿Cuando te cueste cada vez más conciliar el sueño y te pases las noches enteras imbécil frente a un programa de televisión? ¿Cuando necesites ayuda para adueñarte de los objetos? ¿Cuándo volverás a utilizar tu cuerpo para amar? ¿Cuando el amor sea para ti sólo un ejercicio del recuerdo? ¿Acaso tendrás recuerdos de amor? ¿Cúando volverás a utilizar tu cuerpo para pensar? ¿Cuando seas el mismo libro y, peor, cuando seas la mismo página del mismo libro, diez o quince frases, repetidas hasta el hartazgo? ¿Cuándo volverás a utilizar tu cuerpo para creer? ¿cuándo, con la muerte en los bolsillos, pesada como puñados de monedas, no hagas otra cosa que rezar como un rumiante, pedir: “Acabemos ya con ésto” un día y al día siguiente: “ten piedad, tengo miedo a morir”? ¿Cuándo volverás a utilizar tu cuerpo para sentir, me dije? ¿Cuándo los ojos estén ya cansados, cuando las manos no distingan áspero de suave, cuando todos los olores sean del mismo olor, cuando nada pueda ya resultarte extraño o asombroso? Tus días no pueden haber sido ni un poquito más terribles que los días de cualquiera. Y debes creerme, me dije. Todos tenemos una muerte. Y no pretendas morir en otros, ni nacer en otros. Así que sal ahí afuera y acércate. Aunque medie el abismo y tu cuerpo lo sepa, transgrede. Aunque descreas del lenguaje, de cada una de tus palabras, utilízalas. Y hazlo lo mejor que puedas. Y cuando notes que otra vez vuelves a estar sola, aún entre el tumulto o entre tus seres queridos, muérete. Muérete a carcajadas.
_RODRIGO GARCIA

5 comentarios:

  1. Si lo que me comentan es cierto, es probable que en el Mundo Real™ decepciones, pero que bien escribes, muchacha.

    ResponderEliminar
  2. no se qué conocerás de mi Mundo Real, Pablo, pero ésto te va a decepcionar aún más:

    lo siento, se me olvidó escribir quién era su autor.

    Rodrigo García. "Matando horas"

    ójala fuese mío.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja

    ¡Una pena! Me consolaré con saber que tienes buen gusto...

    (Por tu mundo real puedes estar tranquila, solo soy un tipo curioso al que le da morbo unir piezas y tu solo eres un agradable entretenimiento cibernético cercano a mi espacio - tiempo. Lo que sé: anécdotas)

    De todas formas, me uno al deseo de que recuperes tu actividad blogosférica... : )

    ResponderEliminar
  4. alguna vez te he escrito pero siempre pierdo tu dirección y tengo k poner cosas raras en el google para encontrarte... ^^

    Yo toy como tú, me cuesta relacionarme (si te sientes identificada con el texto del hombre este) pero realmente no tienes que crear una necesidad a eso de relacionarte, si quieres y puedes lo haces pero no te lo tomes como una obligación, tomateló de otra forma porque así lo único que conseguirás es entristecerte

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos