jueves, 30 de agosto de 2007

unas notas


Y es jueves, y como tal me permito decir todas las pedanterías y cursilerías que quiera.

Edimburgo, mañana vuelvo a ti, como tú vuelves a mí cada noche de excesiva soledad.

En cuanto a ti, innombrable, hoy más que siempre mañana es nunca.

Llevaré la maleta vacía para traerme unos cuantos sueños en conserva para que, al menos, me duren todo el invierno invierno.

Un beso a todos.

6 comentarios:

  1. Cuando vayas saluda al perrito que está enfrente del museo de mi parte.

    Y mira a ver si ya le han quitado el cono que tenía en la cabeza la estatua del tío ese que está como pensando,... no me acuerdo cómo se llamaba, justo al lado de la iglesia esa que tiene en la puerta un círculo donde la costumbre escocesa, tan educada por cierto, es la de escupir.

    ResponderEliminar
  2. Fíjate bien en la fecha de caducidad de los sueños en conserva. Pásalo bien y tráete todos los sueños que puedas, son gratis ;)

    ResponderEliminar
  3. Pues un saludo a la chica de rojo en Edinburgo, de parte del wicked en su casa. Ándate (¿esa palabra de dónde la saqué?) con cuidado y de preferencia róbate un pedazo de algo, con el pretexto de volver luego, para devolverlo.

    ResponderEliminar
  4. Respira fuerte, y mantén un poquito de aquello cuando vuelvas.

    ResponderEliminar
  5. Llena la maleta de miles de momentos que te hagan sonreir cuando sientas el alma helada.

    Y pasalo genial.

    :*****!

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos