lunes, 22 de octubre de 2007

Recibidos (1)

Hace siete días estuve a punto de dejar mi piel deshacerse bajo tu cuerpo. Tras haberte vivido en ausencia he empezado a deshacerme de tu nombre.
Hace dos días que aprendí a vivir sin tus labios.

Ya te he aprehendido externo.
Ya te he aprendido ex-terno.

Llegaste justo dos días tarde. Ahora sólo necesito saber cómo se reciclan besos.

2 comentarios:

  1. No es difícil reciclar besos, pero el resultado de los nuevos que puedas dar va a ser de una calidad bastante inferior a los antiguos.

    Pero sabes una cosa, el tiempo y la constancia hará que dentro de poco tiempo, no haga falta reciclar besos, porque los próximos serán mejores si cabe, y nuevos.

    P.D.: Perdón por eliminar el comentario anterior, sé que queda un poquito feo.

    ResponderEliminar
  2. Es más complicado continuar viviendo eternamente sin labio alguno...

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos