martes, 23 de octubre de 2007

frivolidades a parte;

Nunca, nunca, subestiméis el poder de una barra de labios.

9 comentarios:

  1. y carmín rojo en los labios.

    R. de Rosario, se pinto con uno así justo antes de besar a unas de sus victimas.

    tacones y barras de labios.

    un beso.

    ResponderEliminar
  2. cómo vamos a menos preciarlo? con algo tan pequeño puedes someter a cualquier hombre... Yo cuando veo a una mujer sacar una de esas de su bolso cierro los ojos y como un niño con el típico juego fantaseo con que dirigirá sus labios pintados hacia mi rostro

    ResponderEliminar
  3. alba? alba?

    no me lo puedo creer...
    alba... alicia, winnie (olga) ???

    de verdad? tu?

    y con esto.. que leerte me dice que no nos desencaminamos de las letras, del piano... y de la verdad... no sé, ya ves..

    la vida es la ostia, joder...

    quedamos no?

    pasate por el bukoski
    y pregunta por mi

    que impresionante!!!

    mil besos cielo

    ResponderEliminar
  4. Pues sobre mi no tiene poder la barra de labios... hay muchas otras cosas que prefiero en las mujeres, y el maquillaje no es de las que más me guste.

    ResponderEliminar
  5. Jano,
    no hablaba de su poder para/con los hombres.
    Era un poco más narcisista

    ResponderEliminar
  6. No es necesario un pintalabios si ya se lleva un vestido rojo.

    ResponderEliminar
  7. gracias por tu post. :)
    saludos desde la mesa de maquillaje.
    hoy no se que ponerme.

    ResponderEliminar
  8. Si yo siempre lo he dicho: tiran más dos barras de labios que... !!una!!

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos