miércoles, 3 de octubre de 2007

otoño

Hoy, en medio de una clase, he respirado y he sentido el otoño. Está aquí y me ha pillado muy de sorpresa. Puede que no haya estado muy atenta y haya mirado más al frente que al suelo o al cielo.
Tú estabas graciosamente cerca de mi, algo ladeado, y miraba tu espalda y nos imaginaba desnudos sobre tu cama. Tú estabas sentado y yo te abrazaba por detrás y la hacía mía. En ese momento justo de pereza imperdonable antes de levantarse, ducharse e irse a clase. Quizás algún día me acerque a hablarte. Pero aún no se qué decir. Sería demasiado salvaje para una niña educada como yo, en un contexto universtario tal, decir lo único que se me pasa por la cabeza. ¿No?

6 comentarios:

  1. Ufff... Anda que no es complicado saber qué decir... Sobre todo cuando es para hablar de sentimientos. Vaya mierda eso de ser esclavo de las palabras :( Claro luego que no sé relacionarme... coño, sk no es tan fácil! ^^

    ResponderEliminar
  2. Prats, leyéndote me han entrado más indecisiones y miedo de los que tenía. La próxima vez, piénsatelo antes de comentar xD

    ResponderEliminar
  3. No hay nada peor que arrepentirte de lo que no has hecho. Ya sabes, todos esos "y si hubiera" que arrastramos año tras año.

    ResponderEliminar
  4. ay, sr. Arrebatos!

    debería tatuarme eso en la piel

    ResponderEliminar
  5. ^^ intentaré controlarme... ves? con la entrada anterior yo ahora vuelvo a ser esclavo de mis palabras xDD (y probablemente con esta tmb :P)

    Estás en un colegio mayor? en cual?

    ResponderEliminar
  6. Prats, nada de colegio mayor. La universidad misma. De momento, y hasta nueva orden, en casita y con papá y mamá.

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos