viernes, 15 de febrero de 2008

y aún no es mi cumpleaños, pero casi

Los seres humanos somos imperfectos –y me encanta- y no se hace más que dar descripciones más o menos fieles a nuestros pensamientos con la limitación del lenguaje. Por eso, ante cosas así debes elegir jugar o no jugar –creértelo todo o no creer nada-.
Que me da igual, que me emocionaron.
Que me emocionó tu carta, real o no, porque la realidad sólo existe en nosotros.
Que adoro esa mujer que describes en el último párrafo y quiero volver a encontrarla. Que no se muy bien en qué esquina, al doblar la calle, se perdió. Ya lloré cuando la leí por 1º vez, varias veces durante el día, y vuelvo a llorar hoy, pero por otros motivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos