martes, 25 de marzo de 2008

marzo II

Porque hay momentos en los que echas un montón de menos... cosas –sin h y miles de otras cosas más- y no te entra en la cabeza aún cómo cojones tuviste huevos para hacerlo, pero llegas a casa y te tumbas en la cama y piensas que la botella de vino que tenías en la taquilla ha sido demasiado bien compartida a las 16h. Y aún recuerdas aquel tiramisú con bizcochos flotantes y más amor que otra cosa- que sí- compartido por siete, ocho o doce -rubia y anónima, os quiero más desde entonces- Que es una tontería, pero me sabe la boca dulce desde entonces. Y pienso que quizás está lejano, pero ya era Marzo. Y yo no se qué le pasa a éste Marzo que me está volviendo loca.... creo que todo empezó con un tiramisú en el suelo con cucharillas robadas y luego con los dedos, siguió paseando más o menos fiel por Wonderland y demasiado yo misma y mis cuadernos, y demasiado fuera, también, algunas fotos, producción, algunos besos robados por las calles de Madrid y otros que me guardé/quise dejar olvidados en el bolsillo del abrigo, porque ya empieza a hacer calor. me hablas de las-flores-del-cerezo y yo pienso en él y en mí, en nuestras sinergias maravillosas de Marzo y Abril.. que no espero menos de Abril, Sabina ya lo decía y aún sigo siguiendo sus diarios de mi adolescencia. Me encanta mantener la rutina de enamorarme –por lo menos- dos veces por semana, a pesar de que he vuelto a caer en errores pasados que prometí no retomar, tienen otro color
y me saben más dulces

6 comentarios:

  1. Normal... en marzo las liebres se vuelven locas...

    ResponderEliminar
  2. disculpe usted que le haya robado una frase para mi flog.
    Con toda mi admiración, me gusta este sitio, aunque me haga pensar, que no siempre es bueno.

    ResponderEliminar
  3. Hola tronka. Hamletmaschine te espera... sólo quería decirte eso.

    Ptolo polonius

    ResponderEliminar
  4. Abril empieza con un pinchazo, pero luego llega el Gato (de Chesire), se eleva la maquinaria y se reemprende el camino.

    Todo irá bien.

    ResponderEliminar
  5. pinchazo,
    y nunca mejor dicho

    maldito abril...

    me olía que se me iba a ir de las manos
    pero the show must go on...

    ResponderEliminar
  6. que paso?
    pichazos a todas horas, hija.
    aprender a vivir con ellos, es lo que nos queda
    fuerza y pa'lante

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos