viernes, 21 de marzo de 2008

marzo

Los días empiezan cuando me acaba el día,
y unos cuantos bersos robados.
y el Diógenes del lunes, mis moretones en los brazos, mis labios cortados, las expediciones, la vida, todo.

Que hace mucho tiempo que no pasaba por el bukowski, con lo que me gusta meterme frases en los bolsillos y formar nuevos propósitos, como vivir más días corporal-sensoriales. Por sertir-me. Que luego pasa que en cuanto me coges la mano toco el cielo –por no decir que me corro-.
Para desayunar rompo un par de tabúes, prejuicios, por empezar bien el día. Porque he aprendido que los principios más sólidos son los que deben tener más grados de libertad – y que me suspendan estructuras-.

Agarrarme/ahogarme/ahorcarme a aquello/aquel, que me pareció TAN que no vuelvo a abrir los ojos. Me gustaría decir que, de lo que aseguro de forma tajante, estoy segura al 60%.
Y es así, y si no los pájaros no piarían ésta madrugada.
Y las 7 sillas de Alicia
y las escenografías de la vida – que escenografiar es escribir en escena-
y la vida rima
y el 518, que me mata.
Y morir cada noche, como éstos días. Eso es lo que yo quiero

3 comentarios:

  1. me encanta.
    Hace un tiempo yo creí en todo ésto.
    No podéis dejar de ver ésta película.

    http://es.youtube.com/watch?v=teXsKWpOQTo

    feliz noche de viernes...

    ResponderEliminar
  2. morir cada noche...

    me gusta la idea. vivir con esta intensidad. eso es lo que yo quiero...

    intensidad

    algun dia tendr que ver hadwig and the angry inch entera. menuda espinita

    ResponderEliminar
  3. Buckowski.. siempre he querido ir un día, pero siempre que paso por ahí no es el momento.. por cierto, una de las canciones que más me gustan de Els Pets.. :).. gracias..

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos