lunes, 12 de mayo de 2008

si no respiro es por no ahogarme

Y creo que debería dar las gracias porque llueva; después de tanto tiempo...
y casi perdida me agarro a unos cuantos libros y a la Wolf, al Marina y Vargas-Llosa y palabra a palabra me voy recuperando en ellos
y que nunca pensé que fuera a ocurrir y algo ha estallado y sólo me apetece llorar pero no recuerdo dónde guardé las lágrimas
sin acordarme de lo necesarias que son
y quizás cometí el error de pensar que sentir era sólo sonreír y se me olvidó la otra cara de la luna
y todo tan baldío, teniendo tanto que decir que sólo puedo escribir estas letras estúpidas de rebajas de enero. Que al menos sirvan para romper ambigüedades y medias tintas ya que estamos en esto de destruir y echar abajo la vida. Mirando demasiado por encima del hombro, olvidando demasiados nombres y retazos
que tanto amo. Y cientos de caminos, sendas de letras
y dejarse llevar suena demasiado bien y ya no reconozco mis manos
ni mis bragas

caminando por las mismas calles pero con otro nombre y también el color de las casas es diferente y vive dentro otra gente distinta.
El espejo de la pared está roto y sólo me devuelve pedazos de mi cara. Necesito dosis de mí, de ficción y mezclar vino con cerveza y palabras.

4 comentarios:

  1. en la farmacia

    podría haber sido yo, pero no

    la anónima Original :)

    ResponderEliminar
  2. yo estaré encantada de compartir cervezas vinos y palabras absurdas cotigo, ladymarzo!

    ResponderEliminar
  3. Te h descubierto hoy por casualidad y no he podido dejar de leer, enhorabuena ;)

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos