jueves, 26 de junio de 2008

my favourite game

De cuentos que no necesitan final, de los poderes inquietantes de una mosca, sobre la ambición, el deseo, porque desde que te conozco no dejo de escribir la palabra demasiado y voy necesitando otra más potente, nueva, que inventemos. Porque tu fortaleza me hace más fuerte y has sabido salvar el abismo que suelo crear para tragar a mis víctimas (y tragarnos), y has sabido no serlo y he sabido no entregarme, y mantenernos en un dulce umbral, donde todo es más inestablemente estable e inciertamente cierto.

2 comentarios:

  1. eh eh xD

    Me gusta el término "dulce umbral". No te hundas, mientras siga siendo "demasiado" o "mas" será bueno.

    ;)

    ResponderEliminar
  2. de escupir al diccionario exageraciones es de lo que va todo esto...

    pertinir no existe en mi RANCES del 65, pero creo que pertine subir y bajar del umbral, siempre que se quiera, manteniendo un equilibrio que no supone un esfuerzo mantener...

    ¡viva el demasiado!

    y hoy te juro que me creo tooodo lo que te escribo...

    ¡deseando chupar sApos en compañía! saboreando las savias de los ultimos minutos entre apuntes...

    feliz dia. feliz noche. Feliz umbral que los separa.

    muak

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos