lunes, 25 de agosto de 2008

in.cierto

Verás, es que sólo pasaba por aquí para sacarte los ojos.
Y me da igual que no entiendas nada por que he aprendido que todo puede ser su sinónimo., que da igual muerto que vivo, que reír y llorar son palabras intercambiables y que por mucho que grites y manche de tu sangre y la mía toda la habitación no voy a ser capaz de saciar el hambre que me trae hoy aquí. Cometiste el ¿error? de dejarme las llaves de tú casa y yo cometí el ¿error? de traer hasta aquí mis maletas. Fuera llueve demasiado para mi atormentada cabeza y de mí paraguas no queda más que unas cuantas varillas, lo que lo hace indigno de éste mundo para muchos de vosotros. Gente como tú, como cualquiera. Voy a matarte a tí, porque me da igual uno que otro. Porque todo es uno y muerte es sinónimo de vida. Porque haces o alguna vez has hecho daño al mundo, como yo, y no me apetece hoy marcharme sola. No intento justificar toda ésta sangre, porque nada es y todo son interpretaciones. HOY se cierra el telón. Ha dejado de existir ésta luna, ésta cortina y éstos condones. No existen cosas porque nadie las piensa, ni sentimientos porque nadie los interpreta. El mundo está vacío, porque ha dejado de interpretarse. SER no es nada.
Siéntate en ése rincón.
Pondré algo de música.


Basta.

1 comentario:

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos