miércoles, 10 de septiembre de 2008

chove

Esta es una noche de esas de muchos puntos suspensivos.
Me resisto a irme a la cama y perderme el espectáculo que me ofrece ésta tormenta a través de los velux de mi buhardilla. Me golpean con fuerza las gotas la respiración. A pesar...
A pesar de que me levanto mañana a las siete.
Deberíais estar aquí...

6 comentarios:

  1. Ha sido una tormenta alucinante. No había visto yo en mi vida granizar y relampaguear con tanta fuerza y durante tanto tiempo.

    ¡¡Ojalá hubiese estado en un edificio elevado sobre Madrid para poder fotografiarla con mi cámara!!

    ResponderEliminar
  2. El olor a Ozono antes de la tormenta, los relámpagos rasgando el cielo, sentir las primeras gotas de lluvia tras el verano... me hubiese encantado :'( . Lástima estar tan lejos!, a la Virgen de la Cueva me encomiendo.

    ResponderEliminar
  3. Noches de puntos suspensivos, noches a medias. Noches entrecortadas que se divierten obviando la negrura del afuera y los estertores del cielo.

    ResponderEliminar
  4. anónima resucitando del verano

    mira q me gustan las tormentas, pero esta en concreto, no

    ResponderEliminar
  5. arrozconteciano, exlyda, krezpop...
    os echaba mucho de menos por aquí.

    anónima... te quiero, tonta. xD

    ResponderEliminar
  6. A tu blog le tengo un cariño especial, fue el primero de otros que llegaron después :D

    Además, me encanta lo que escribes -y como lo escribes-.

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos