martes, 14 de octubre de 2008

mi nuevo lenguaje


He empezado, y ya no puedo parar. Supongo que (me) pasa con todo.
El otoño me va regalando mucha piel, autodestrucción, carne, botas nuevas, humedad, pocas/muchas hojas, melancolía a la hora del earl grey con leche y nata batida...mmmmmmm
Lágrimas ya no,
muchas letras. Hay más música en mis ojos, ¿no lo escuchas? Miles de burbujas estallan contra el suelo a mi paso. Todo es más naranja, todo es más tacto, más imagen, más húmedo, y menos vaho de ducha y nubes contra el tejado. Un montón de violencia interna agolpada contra mis paredes dispuesta a echar ventanas y puertas abajo, intimando con mis manos y mis cuerdas vocales y sólo quiere salir en forma de letras y sudor. Últimamente tiendo a pensar el sudor como nueva forma de expresión. Sudor y letras, y nos marcamos una performance.
Aún no sé si me gusta como me miras. Déjame un par de cervezas más para pensarlo. Lo sé. Me he cortado demasiado el flequillo y ésta es una nueva barra de labios. Háblame de tí, que nunca me gustó ser siempre la que habla. Me fio más de los silencios.
De momento, me morderé la lengua, porque hay cosas que es mejor no pronunciar... por si se vuelven reales.
Sonrío. Estoy aprendiendo a utilizar mis manos... y mis labios.

De regalo, ésta canción, porque no he podido pensar en otra tras sacar éstas imágenes...

8 comentarios:

  1. voy a tener q registrarme el final

    siento lo de hoy, mucho cansancio

    y el licorcafé de encargo aún va a tardar un mes en llegar, al menos


    lo esperaremos, para tu inaguración hay Ribeiro ^^

    bicos anónimos

    ResponderEliminar
  2. me gusta.

    me gusta

    y me encanta esa canción

    ResponderEliminar
  3. :)))))))... me encanta la foto.. se te ve feliz y naranja, dos cosas muy buenas..

    ResponderEliminar
  4. No me preguntes como aterricé aquí. Pero me encanta!

    Fichada :)

    ResponderEliminar
  5. dejame un par de labios para moderte los silencios, y después un par de cervezas que puedan crear silencios. un último beso. un último beso. siempre pensamos demasiado. siempre nunca es demasiado.

    besos

    ResponderEliminar
  6. yo también me he cortado el fleqillo
    a mi tampoco me gusta ser la que habla
    y la hostia que necesité me la di yo misma
    porque si no te la das tú, no vale
    un beso

    ResponderEliminar
  7. me encantas!!

    últimamente eres lo primero que abro en mi ordenador... y es q por mucho q escribas no tengo bastante, me sabe a tan poco...

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos