miércoles, 31 de diciembre de 2008

Debería recoger la habitación antes de que empiece el año.



No voy a hacer un balance del 2008, que parece que toca hoy. Sólo por subversión. Diré que ha sido de los mejores y no lo cambiaría por nada.
Siento algo, diferente.
Me gusta empezar mi año con los pies cansados de caminar y los labios doloridos de besar.

Por un 2009 excesivo, erótico, morboso y notorio.
Ante todo notorio... Lo huelo.

8 comentarios:

  1. feliz año chica de rojo..

    te debo un disco, no se me olvida, te lo daré pronto, muy pronto

    por cierto, considero que procede un té de año nuevo con tus vecinitas cachondonas...

    un besazo!

    ResponderEliminar
  2. por alusiones subalternas siento el deber de pronunciarme...cuando nos tomamos (ese té)?

    bzits de año viejo



    (la otr VECINITA)

    ResponderEliminar
  3. brindo por lo erotico y lo morboso y sobre todo por lo notorio...

    que te sigan doliendo los pies y la boca. Bonito dia, chica de rojo!

    ResponderEliminar
  4. Desde luego.
    Cd morboso-erótico con té aderezado.
    Claro, vecinitas.
    Vosotras, vosotras justo que aquí escribís os vísteis nombradas entre mis líneas. Sois las culpables de muchas cosas.
    Un té. En el lugar mágico-bohemio del barrio que conoce La que camina. ¿después de la sesión intensa teatral del sábado?


    mua

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, mi hosróscopo de hoy... creo que, por una vez, no acierta:

    Dificultades, tensión, presiones mentales, intranquilidad, falta de concentración, posible pérdida de prestigio, miedo al fracaso y descontento interno contigo y con las situaciones que ahora te rodean podrían ser la tónica de este día.

    ResponderEliminar
  6. no será necesario un horóscopo tal en el día más maravilloso del año

    ResponderEliminar
  7. Ya me he puesto al día... gracias por acordarte de mi :)

    Te veo esta noche, pelirroja!

    ResponderEliminar
  8. Buen blog, te encontré de casualidad... te visitare con tiempo y detenimiento...

    Beso!

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos