sábado, 29 de noviembre de 2008

kleen(S)ex

Sabine no se había puesto ningunas medias nuevas. Sólo llevaba una camiseta negra básica de su armario
–si, quizás con sugerente escote-
cargada hasta las pestañas de atrezzo vital y ni siquiera le había dado tiempo a ponerse las lentillas esa mañana. Estuvo recogiendo su habitación antes de salir. Recolectando basura. Le resultó curioso que aquel mismo kleeneX que él utilizó para limpiarse el semen de su tripa fuera el mismo que ella había utilizado para llorar por él dos días atrás.
Aquel día Sabine volaba.
Volaba por la calle sobre las hojas que aún no había dado tiempo a que barrieran. Se había sentido así en algunas otras ocasiones, pero aquel día le puso nombre.
Todo era sexo.
Lujuria se había hecho con sus horas y la seducción era la única regla a seguir porque sus dados sólo tenían una cara.
Porque cualquier otra cosa hubiera sido imposible.
Los labios de rojo, claro. El resto daba igual porque todo era posible.
Sentía, pero ante todo era.
Disfrutaba del contacto de las yemas de sus dedos contra las teclas del ordenador,
casi respirando sin pulso,
o el PULSO a.c.o.m.p.a.s.a.n.d.o. los golpes…
Sus tobillos intimaban bajo la mesa a ritmo de latidos, de cada uno de los que la miraban.
Ellos lo sabían.
Ella descompuesta en átomos de mesa, hojas, l-a-t-i-d-o-s contra pulmones, segregación en feromonas, en miradas de piel y clac clac clac… la vida.
Sintiéndose más, porque es más todo.

lunes, 24 de noviembre de 2008

cita.ndo


"¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. Dicho de otro modo: la coquetería es una promesa de coito sin garantía."

Milan Kundera

domingo, 23 de noviembre de 2008

el plan

He decidido dejar de sentir hasta el Miércoles. Después, lloraré un poco,
no más de tres minutos.
Moriré entre las nubes de los bares,
hasta que no lo recuerde.
Cuando no sepa cómo llegué a casa, comenzaré a vomitar todo lo que no he escrito desde que me oprimen el pecho miles de verdades
y menos metáforas.
Me correré sobre mis letras, que nunca las he deseado tanto.
Jueves de resaca más letras, algún que otro dulce arrepentimiento.
El Viernes destruiré esos diezsegundosquesiemprefaltan para cualquier cosa. Me compraré esos tacones que nunca llevo para atravesar los cristales rotos del suelo,
y vislumbrar desde lo alto nuevos horizontes.

martes, 18 de noviembre de 2008

como el mundo fue para ella un problema, resolvió convertirse en un problema para el mundo


" Morir es un arte, como todo.
Yo lo hago excepcionalmente bien.
Tan bien, que parece un infierno.
Tan bien, que parece de veras.
Supongo que cabría hablar de vocación."

Sylvia Plath

lunes, 3 de noviembre de 2008

haiku

Mi tejado y mi casa han ardido;
ya nada me oculta la luna que brilla.