sábado, 28 de febrero de 2009

arroz

Teorías de la cafetería I:

Existe, tradicionalmente, un concepto muy curioso y muy utilizado en amplios y diversos ámbitos de la sociedad, en todos los niveles y culturas. Es el llamado cabeza de turco.
Es una figura necesaria e imprescindible para que las relaciones sociales, tal como las conocemos y aceptamos, funcionen. Naturalmente, podemos identificar tres estamentos en toda relación social colectiva: el líder, la masa, y el cabeza de turco (CDT).
El líder, se encarga de dirigir contra el CDT a la masa de forma hábil e inteligente, pero con escasa eticidad –como todo buen manipulador que se precie-. De ésta forma, la relación escuentra satisfacción, a cambio de sacrificar, por el bien de todos, el bienestar del CDT. La masa encuentra un fin común (joder al CDT)a través del cual se sienten unidos y felices, ya que han encontrado una dirección a la que dirigirse y que es apoyada por muchos más miembros. Esto forma parte de la necesidad de pertenecer del ser humano. Ya no me meto en si es una necesidad universal o sólo de los más débiles, porque no lo sé.
El líder tiene su masa, y la masa su líder, y todos trabajan con un fin común. Inventado o no, es lo de menos. Los únicos que saben de qué va el juego son el CDT y el líder. Pero qué más da si la masa se lo está pasando de puta madre, y el CDT es humillado –aunque sea la parte más importante y necesaria del juego social-.

Llega un momento a lo largo de muy determinados días, en los que sabes que ese día debe acabar YA. Quizás porque ya has cubierto el cupo de acontecimientos extraordinarios en una jornada, o esperando una katharsis a través de los sueños que te devuelva una nueva vida a la mañana siguiente.

Las puertas estaban demasiado cerradas. Demasiada sacarina en el café. El café demasiado descafeinado.
Nunca creí en el destino, pero hoy casi me obligo a ello. Otros tienen una religión o creen en un dios para pensar que tiene sentido levantarse cada día o no destrozarse a cada golpe. Y de tanta glucosa e hidratos y tan poca proteína, ya no sabes… –sacando palabras a hostias y un poco de arroz nocturno-.

Foto de Todd Hido.

10 comentarios:

  1. He sido CDT bastantes veces. He sido parte de la masa otras tantas. Y rara vez he sido líder de algo.

    Hace tiempo hice una minitesis sobre el humor, y que su particularidad siempre es la humillación, en un grado más frágil y suave ó más severo y descuidado en otros, con el fin de provocar la risa, aunque sea de uno mismo, despreciando dicha acción. Esto se interpreta cuando alguien hace un chiste sobre sí mismo, ó sobre alguien que ve por la calle. O porque se ríe casi sin saberlo, porque el resto de la masa se ríe, y si no te ríes, pasas a ser CDT.

    Lo que sí disfrutaría sería ver al líder, de la noche a la mañana, siendo un CDT. Y viendo como todo ese humor hiriente se vuelve contra él.

    ResponderEliminar
  2. Claro, ahora todos se meten con el Lider... Con lo divertido que es serlo. No hay como manipular a un grupo de personas para que consigan lo que quieres.

    A veces se gana y a veces se pierde, un líder no siempre será lider y un CDT no siempre será CDT (mientras que la masa, puede que si). Y tanto los ascensos cabrones como las caidas humillantes ayudan mucho a forjar a una persona.

    ResponderEliminar
  3. Oye, que yo no me metí con nadie...
    O no era mi intención hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. No decía que te metieras con nadie, faltaría más... Digo lo que deduje hace tiempo de algunas cosas, nada más, pero quizás las palabras fueron más "grandes" de lo que pretendía...

    Aquí estamos, enganchados hasta la siguiente entrada :D

    Y aunque no venga a cuento (o sí), cocino un arroz de chuparse los dedos :D

    ResponderEliminar
  5. Hay quien dijo una vez que las personas son más fáciles de llevar que las ovejas, sólo tienes que hacerlas pensar que ellas escogen el camino.

    Yo voto porque los tres roles que has descrito son rotativos.

    Auqnue muchas veces los líderes lo que más temen es ser CDT, por eso empieza todo...


    nos vemos el martes?

    besos anónimos

    ResponderEliminar
  6. High Hoper; Lo que dije lo decía por Mel. Tengo gran facilidad para entender palabras grandes que hablan de cosas pequeñas y viceversa, así que por eso no te preocupes.
    "Humillación"... qué palabra más terrible...

    ResponderEliminar
  7. Sí. Menos veces de lo que quisiera. Pero más veces de lo que me merezco.

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos