martes, 24 de febrero de 2009

No sé

Aún así

Me quejo

Y aunque

Y es que

Y respirar

Aunque

Es lo único...

No sé si la pérdida de significados es por olvido o por convivencia cortés. Es la duda que me ha asaltado los sueños esta mañana, nada más levantarme. Aún así, me encanta que suceda. Sea como fuere.

Más cambios, para no variar. Me quejo por vicio, ya lo sabes. Y aunque ahora escriba en justificado, sabes que lo mio es el verso –el veso-. Y es que a veces da más miedo callar que hablar. Y respirar bajo amenazas, portazos y gritos me roba aire. Aunque no entiendas nada, sigue leyéndome, porque quizás no quiera que comprendas cada palabra en su contexto sintáctico sino que leas entre líneas y algo más: que leas, del tirón, y cuando acabes de leer en el punto y final de éste texto sólo te quede una sensación, la mía. Es lo único que pretendo conseguir. Nunca te hablaré de mí sino de las sensaciones que eso me produce. Nunca te diré que sí, sino que morderé tus labios. Nunca diré lo que quiero, sino que cogeré tu mano y la meteré bajo mi falda.

-Sueles confundirme. A veces resultas ligeramente frustrante por eso. En plan, que te tengo que seguir a algún lado, y decides pararte, para mirar lo que se puede haber caído por la rendija de una alcantarilla. -¡Imagínate, puede haber mil cosas fantásticas ahí abajo!-. Y yo con prisa.

3 comentarios:

  1. Increíble. Quería que siguieras escribiendo más XD

    ResponderEliminar
  2. Joder... parece que lo hubiera escrito yo mismo.

    ResponderEliminar
  3. siento lo de hoy

    malditos locos


    anónima idignada

    ResponderEliminar

cuando sabes que no tienes nada que perder
el universo conspira porque alcances tus objetivos