lunes, 30 de marzo de 2009

de Marzo II

Tengo ganas de matarte a carcajadas
y asomarme a todos los balcones para gritar.
Si vas a venir conmigo espero que estés preparado a que ocurra lo imposible,
las manos se me han quedado pequeñas
y ya sólo sé abrazar y tragar todo lo que toco.
Porque tengo hambre de barro y carne, más que palabras y silencios.
Ya no importa dónde estoy, porque estoy en todos lados,
y de un gran maestro mío aprendí que cada problema es una oportunidad.
Y no voy a ser yo quien le lleve la contraria.
La casualidad es demasiado perfecta como para no llegar a saber crearla,
y a mí se me da demasiado bien.
Porque los demasiados siempre me gustaron en exceso y no será ahora cuando vaya a decir que no.
Marzo llega hoy, a día 30, éste año un poco más tarde.
Demasiado teatro,
demasiada actriz tragándose palabras e imitando sonrisas,
haciendo el payaso sobre un escenario,
que de dónde no hay, no se saca,
y entre nosotros, siempre habrá más distancia de la que quieres pintar.
El guión es mejor de lo que se me habría podido ocurrir nunca,
pero ya me cansé del mutis por el foro
y de mendigar afectos y contratos.
Que no, joder, que el cielo está nublado,
pero tú a mi hoy no me jodes la vida.

sábado, 28 de marzo de 2009

de Marzo

Me cansa la prosa de tus silencios.

Echo de menos tu mano dentro de mi pantalón.

Hoy sólo puede sonar ésto -sube los altavoces-:



miércoles, 25 de marzo de 2009

Mi garganta tiene hambre de historias y cuanto más firme intento pisar, mis pies ya pisan otro asfalto –y mira que me acabo de comprar unas zapatillas nuevas-.
El té me sirve para re-comenzar. Hoy ya llevo dos. Todos los días uno, claro, a la hora del té o no, eso da igual. Unos gramos de earl grey crema en la tetera, agua caliente... y después casi cualquier cosa es posible. Pero hoy ya no vale con el té, ni con los cientos de gramos de comida que me empeño en ingerir cada día para saciar otros hambres.
Otro té. Reiniciar.
Pienso en las cosas que no debería pensar, hago cosas que no debería hacer, beso bocas que no debería besar, dibujo paisajes que aún no imaginan mis pupilas. Todo va más rápido que el tiempo. Y con el tiempo que tengo voy a tener que echarle mucha imaginación.

Nota: Ya lo entenderás.

maravillas

lunes, 23 de marzo de 2009

de campo

viernes, 20 de marzo de 2009

Me está llegando la Primavera

Las amapolas llegan junto con la Primavera, las hormonas, los cambios y las convulsiones a mi vida. Los planes saltan por los aires -yo misma levanto las piedras de mi reino para que otros coloquen las bombas- y, como siempre, no voy a evitarlo. Se abre el cierre de un ciclo que no ha hecho más que empezar. Varios Proyectos que buscan su cúlmen y otros que no dejan de tirarme de la falda pidiéndome permiso para entrar.
No eres mi invitado, mi casa es la tuya, entra y haz lo que quieras. Sé que ha llegado el momento cuando miro por la ventana durante la clase de Estructuras, y veo los prunus en flor.
Subo a la azotea y me acerco peligrosamente al borde, a punto de caer, porque es dónde más da el sol y el aire, y más puedo ver.

martes, 17 de marzo de 2009

miércoles, 11 de marzo de 2009

... y luna llena

Ayer mantuve una noche muy intensa con Chris Ware... Tan intensa que hoy era incapaz de disimularlo.

domingo, 8 de marzo de 2009

11 de Octubre de 2003. 2:15h.

"¿Y toda una vida?"
Miraban, sentían, sonreían... los voluptuosos volúmenes de piedra, ladrillo y acero que franqueaban el camino se desdibujaban. ¿Camino? ¿Qué camino? El que marcábamos paso a paso. ¿Andaban? No, volaban por aquella noche de sábado.
Un día después de luna llena -cómo no-, el satélite intentaba asomarse entre la densa bruma de prisas, ruidos y soledad en que se sumerge la cuidad. No la veíamos quizá, pero nos acompañaba. Estaba ahí y lo sabíamos. Decidimos rescatarla de su prisión de CO2 irrespirable para guardárnosla en el bolsillo y continuar con ella nuesto paseo... Nuestro paseo por las calles de Madrid.
Y podrían pensar... ¡Qué locura! Sí, y quizás la más hermosa de todas las locuras.
Si, dos locos recorriendo calles con el único fin de recorrer calles. ¿Y qué importa? Ellos lo entienden.
La muchedumbre que los envuelve se diluye entre las sombras de una noche de Octubre. Dos locos que hablan de cambiar el mundo, ¿y porqué no? Esta noche es posible, es nuestra, y el mundo también y nadie puede privarnos de esto.

miércoles, 4 de marzo de 2009

El otro día me llamaron frívola.

frívolo, la.

(Del lat. frivŏlus).

1. adj. Ligero, veleidoso, insustancial. U. t. c. s.

2. adj. Se dice de los espectáculos ligeros y sensuales, de sus textos, canciones y bailes, y de las personas que los interpretan.

3. adj. Dicho de una publicación: Que trata temas ligeros, con predominio de lo sensual.