sábado, 3 de abril de 2010

de Castilla La Mancha

Como Almodóvar. Mi madre sabe muy bien de qué habla. Hoy ella se ha pasado dos horas -sí, dos horas- hablando por teléfono con su tía del pueblo, de Ciudad Real. Sabiduría popular y real. Definitivamente, quiero ir a pasar algún verano por allá, dando de comer a las gallinas de las sobras de la comida y sacando a pastar a las ovejas.

- “Hija, que antes no existía el divorcio ni nada de eso. Se llamaba ahí te quedas.